GLAD o ¿Quiénes son estos?

Logo GLAD (invertido con sombra)GLAD, Grupo Libertario Acción Directa, es un grupo de afinidad y de estudios sociales libertarios. Creemos que toda práctica debe estar conectada con una reflexión propia de la acción, que permita a ésta ir más allá de sí misma, y eso es lo que tratamos de hacer en nuestra actividad como grupo. Defendemos un anarquismo contextual, práctico e inserto en lo social.

Primera presentación del grupo (2010)Reelaboración de la primera presentación (2014)

El Grupo Libertario Acción Directa (GLAD) surge por iniciativa de compas de diversas nacionalidades reunidos en Madrid a finales de 2009. En un principio se concibió como grupo de estudios y debate libertarios, para compartir la experiencia militante que sus miembros habían reunido en ámbitos y circunstancias muy diversas. Sin embargo, en seguida surgió la necesidad de asumir una actividad más práctica, por lo que paso a ser un grupo de afinidad libertario, sin perder en ningún caso este carácter de aprendizaje compartido que lo anima desde el principio. Tanto por las condiciones de su formación, como por vocación declarada, tiene un enfoque marcadamente internacionalista.

La finalidad de GLAD es difundir las ideas libertarias y trabajar para construir un movimiento anarquista potente y organizado, que sea una herramienta eficaz de lucha para la transformación social, en el sentido de avanzar hacia el comunismo libertario. La naturaleza colectiva y abierta de este proyecto es evidente, y por ello es un objetivo de este grupo el contribuir a crear espacios y proponer iniciativas de colaboración entre las diferentes organizaciones libertarias existentes, en todos los ámbitos en que el grupo pueda desarrollar su actividad, sin privilegiar ninguna en concreto, respetando siempre y en todo momento la autonomía y características peculiares de cada una. GLAD tiene como prioridad el establecer fraternos lazos de colaboración con todas aquellas organizaciones que comparten su mismo fin y métodos: la sociedad comunista libertaria, posible sólo mediante la autogestión y la acción directa autónoma. Precisamente por ello, a pesar de defender enfáticamente el principio de organización federativo, no se ligará a ninguna federación o coordinadora determinada de manera permanente.

La incidencia pública que el anarquismo necesita para desarrollarse como actor social operativo sólo se puede lograr mediante el esfuerzo conjunto de las entidades libertarias existentes A pesar de ser muy conscientes de las limitaciones de todo grupo o movimiento a la hora de incidir en una determinada dinámica social, pensamos que el anarquismo está llamado a jugar un papel de primer orden en cualquier transformación revolucionaria que se pueda dar. Cualquier cambio efectivo sólo se puede hacer efectivo mediante un proceso organizativo autogestionado por las propias personas afectadas, sin liderazgos de ningún tipo y basado en la acción directa, por lo que entendemos cualquier forma de actuación que fomente ese mismo proceso de organización, la autonomía de los actores implicados y de lugar a una estructura y toma de decisiones asamblearia y horizontal. Precisamente por ello, el papel del anarquismo como movimiento sólo puede ser el de acompañar y participar de este proceso, en pie de igualdad con los demás participantes, exponiendo sus ideas y contribuyendo con su esfuerzo al libre desarrollo de las dinámicas sociales. Pero a la vez esta función es determinante porque los miembros de los grupos anarquistas se hallan en una posición privilegiada para advertir del peligro de que un movimiento de este tipo pueda ser recuperado por los resortes del sistema capitalista, entre los que se encuentran sindicatos no asamblearios y todos los partidos de izquierda.

Para poder cumplir esta función, el movimiento anarquista, compuesto por los grupos libertarios, la anarcosindical y las respectivas federaciones, necesitan ganar una importante presencia en el panorama social y una inserción efectiva en las corrientes de movilización social que puedan surgir, con las características ya descritas. Esto no se reduce sólo, ni siquiera principalmente, a una cuestión numérica, sino que demanda un trabajo serio, continuado y meditado en los diferentes ámbitos de la vida social, promoviendo infatigablemente los principios de autogestión, acción directa y horizontalidad, y contribuyendo al éxito de las iniciativas que promuevan estos principios. Una implantación social como la que se requiere sólo puede ser el fruto del esfuerzo colectivo de todos los grupos libertarios, basado en la responsabilidad militante individual hacia cada una misma y hacia el conjunto del grupo, planeado a largo plazo, que busca la manera de incidir más efectivamente en su entorno social inmediato o en su ámbito elegido de actuación.

Nuestro grupo surge para contribuir a desarrollar esta tarea. Esta es nuestra finalidad, éste nuestro proyecto, y éstas nuestras herramientas: la solidaridad , al apoyo mutuo y el ansia infinita de libertad.

¡Viva la anarquía!.

GLAD,
Madrid, mayo de 2010.

GLAD surge del encuentro de una serie de compañeras (provenientes de diferentes lugares y con distintos enfoques teóricos y experiencias militantes), que convergen, primeramente, en torno a la idea de conformar un grupo de estudios libertarios. La intención era enfocarnos en la autoformación, generar un espacio de debate que impulsara nuestras reflexiones.

No obstante, pronto surgió la necesidad de convertirlo en un grupo de afinidad que pudiese llevar a cabo una actividad práctica. Esta se hizo patente enseguida, a raíz del terremoto en la región chilena en 2010. Nos planteamos entonces, impulsados por la presencia en el grupo de compañeros de dicha zona, una campaña conjunta con compañeras de Londres y Berlin, para enviar fondos a varios centros sociales que habían sufrido daños por el seísmo. Así fue como dimos nuestro primer paso como grupo.

De esta forma, nos establecimos como grupo de afinidad y de estudios. En tanto que grupo de estudios nos motivaba por una parte profundizar la propia formación teórica, y, por otra, el aportar a las reflexiones que otras compañeras y colectivos del ámbito libertario y de los movimientos sociales realizaban. Como grupo de afinidad nuestras ideas se enfocaban en explorar formas de coordinación entre los diversos elementos del ambiente libertario de Madrid (de ahí, entre otras razones, que no nos adhiriéramos a una federación), así como en propiciar un debate cercano a la gente y alejado del ghetto; y, paralelamente, esperábamos poder servir como herramienta para el desarrollo de las actividades individuales y colectivas que nos interesen.

Como grupo no nos encuadramos en ninguna clase de anarquismo, en tanto consideramos y defendemos una práxis ácrata contextual. Eso sí, consideramos y procuramos llevar a cabo un proyecto que se inserte en lo social, lo que definimos como una manera de estar en el anarquismo, tal y cómo se recoge en Nuestra Propuesta Organizativa, que es el fruto de un intenso debate interno. Consideramos que este análisis contextual es imprescindible y de hecho, su falta es uno de los aspectos contra los que más procuramos luchar, tanto dentro de nuestro propio grupo, como en los ámbitos que frecuentamos, pues en ocasiones vemos como, por falta de reflexión, desconocimiento o interés, se adoptan planteamientos de manera dogmática o se repite una forma de pensamiento superficial.

Por otro lado, como grupo nos interesa profundamente crear lazos y posibilitar construir organización (entendida esta como un espacio de coordinación, convergencia y puesta en común de ideas, perspectivas y estrategias), en tanto consideramos esto como una necesidad del movimiento libertario para poder constituirse como un actor socio-político relevante.

Finalmente, cabe recordar algo sobre nuestro nombre. Somos un grupo “libertario”, en tanto asumimos dicho término por su acepción más amplia que el de “anarquista”, aun cuando nos reafirmamos como anarquistas. Pero, la noción “libertario”, entendemos, nos permite reflexionar acerca de una serie de prácticas, que sin seguir el canon o la tradición ácrata (entendida ésta como una filosofía política nacida en el siglo XIX), en las que vemos o intuimos existen líneas de continuidad con la Idea. El concepto de “acción directa”, por otro lado, es parte de nuestro nombre por cuanto consideramos la no-delegacion como una parte constituyente fundamental en el camino de la emancipación, y, por otra parte, nos parecía importante revalorizar dicha noción en su amplio significado y no sólo por su calificativo como acción violenta.

GLAD

Enero de 2014

 

 

 


Más sobre el grupo:

  • juan francisco

    Estoy buscando formular una mirada, con cierta disposición para el cambio, el movimiento, que me sirva para día a día aportar mis capacidades -en sentido amplio- para la transformación del estado de cosas que produce en la mayoría de los casos mentes desconfiadas y temerosas. Creo que es urgente recuperar la confianza en la acción orientada a la liberación y solidaridad. Es por tal resumido motivo que me interesa conocer las ideas-acciones de la GLAD. Un abrazo des de Argentina.

    • Compañero, si te interesa conocer más acerca de nosotros o crees que nosotros podemos ayudarte ne algo puedes ver lo que vamos publicando en nuestro blog y/o además comunicarte con nosotras/os a nuestro correo electrónico: glad@riseup.net
      Salud y Libertad!