2_Análisis, GLAD

Esbozos para la acción: Nuestra propuesta organizativa

Logo GLADEl siguiente texto presenta los consensos existentes al interior del grupo respecto a lo que significa formar parte de GLAD, en cuanto a lo que nos reúne como afines y a la forma en que intentamos llevar a cabo la praxis anarquista. Este documento está pensado para ser, tanto una guía para aquellas personas que se podrían integrar en el grupo como una base sobre la que perfilar el trabajo del grupo. En ningún caso se debe entender este texto como algo inamovible o dogmático pues, como se menciona abajo, creemos que la praxis ácrata viene determinada por el contexto así como por la coherencia entre medios y fines.

Hacemos público este documento a objeto de que pueda servir como un elemento más de reflexión acerca de la organización anarquista, especialmente en lo que a grupos de afinidad se refiere.

GLAD – Grupo Libertario Acción Directa
Madrid, Verano de 2013


Puedes descargar el documento aquí…+


Esbozos para la acción

Nuestra propuesta organizativa

A) Introducción.

GLAD es un grupo de afinidad anarquista. Es decir, para poder participar en él hay que considerarse, para empezar, anarquista. Además, hay que compartir con el resto de integrantes una afinidad ideológica y personal.

B) Afinidad.

  1. Por afinidad no nos referimos a una uniformidad ideológica, sino a una actitud similar en lo que respecta a la idea anarquista y la militancia. No se trata de pensar todas igual, ni de estar de acuerdo en todo, sino de abordar la participación en el grupo y en el conjunto del movimiento anarquista de manera responsable, comprometida y decidida, tanto como próxima y abierta. Sin dogmatismos ni pasividad.
  2. No obstante la afinidad sí que exige compartir unas propuestas mínimas. Para empezar, ¡hay que estar de acuerdo en que es mejor participar en un grupo de afinidad que militar individualmente!. De esta manera se evitan debates interminables sobre cuestiones básicas y malentendidos posteriores.
  3. En GLAD no hay un pacto de mínimos explícito, pero los puntos que se exponen a continuación marcan la orientación general del grupo y la actitud militante que se intenta definir.

 

C) Participación.

  1. Para asegurar esta afinidad, la participación en GLAD sólo es posible por invitación. Lo normal es que ésta se haga cuando ya existe una relación de colaboración y confianza previa.
  2. Quienes deciden aceptar esta invitación participan desde el primer momento en pie de igualdad con todas las demás integrantes.
  3. Como es natural, el nivel de compromiso o participación de cada una va a depender de sus circunstancias personales y militantes.
  4. En todo caso, se espera de cada participante que desarrolle una militancia acorde con la propuesta del grupo. Un ejercicio mínimo de responsabilidad libre, individual y colectiva, es la base irrenunciable de toda organización anarquista, que aspira a prescindir de todo tipo de coerción.
  5. Esta actitud individual de los participantes es reflejo de lo que GLAD propone como grupo hacia el conjunto del movimiento libertario.

 

D) Anarquismo.

  1. GLAD no defiende ninguna forma de anarquismo en concreto, lo que le convierte automáticamente en un grupo de síntesis. Lo que sí compartimos en el grupo es la idea de un anarquismo organizado, de orientación social y revolucionario que desarrolle una militancia y una actuación acordes a los objetivos fijados de libertad y solidaridad.

 

E) Organizado.

  1. Para empezar entendemos que la militancia resulta mucho más eficaz cuando se desarrolla en el seno de un grupo porque la convergencia de esfuerzos individuales amplifica los resultados de estos.
  2. Pero además, desde nuestra perspectiva, la falta de estructuras claras y conocidas por todas hace opaco el funcionamiento del grupo y favorece la aparición de liderazgos informales. Por ello consideramos imprescindible que el proceso de toma de decisiones sea transparente y permita la participación igualitaria.
  3. Por otro lado, la falta de coordinación regular entre los diferentes grupos libertarios diluye el esfuerzo común, impidiendo, desde nuestro punto de vista, avanzar conjuntamente hacia nuestros objetivos compartidos.
  4. En ningún caso es aceptable que con la excusa de una mayor incidencia social se calquen o adopten formas de organización partidistas, burocráticas o jerárquicas de cualquier modo.
  5. Por el contrario, consideramos que la organización anarquista sólo puede construirse a partir de las aportaciones libres de los individuos o grupos coordinados entre sí, que convergen en torno a objetivos comunes para alcanzarlos más fácilmente, potenciando el esfuerzo conjunto, pero sin que ello suponga la anulación de la iniciativa de cada participante.

 

F) De orientación social.

  1. Entendemos que para que el anarquismo sea un agente eficaz en la transformación real y colectiva de la sociedad no puede permanecer al margen de su entorno. Desde este punto de vista se hace necesario adoptar una orientación social, lo que a su vez tiene una serie de consecuencias.
  2. Para empezar, se rechaza el feliz confinamiento en un gueto o el encierro en torres de marfil. Se busca participar en la construcción de un movimiento revolucionario de vocación colectiva y general.
  3. Desde nuestra perspectiva, el anarquismo adquiere esta orientación social cuando:
    • Evita las propuestas auto-referenciales
    • Busca generar dinámicas que faciliten la participación amplia y general.
    • Aborda y hace suyas las problemáticas concretas de cada situación histórica y social.
    • Evita caer en modas intelectuales, en actitudes no meditadas, en la copia refleja de modelos ya ensayados, la repetición de clichés o en el militantismo como respuesta automática.

 

G) Revolucionario.

  1. Aunque parezca innecesario, no está de más recordar que nuestro anarquismo es revolucionario. El cambio social que pretende GLAD sólo puede darse mediante una revolución social y colectiva. A pesar de que este fin último esté lejano en el tiempo no se renuncia a él en ningún caso y orienta las acciones a corto, medio y largo plazo del grupo.
  2. Este cambio revolucionario, entendemos, sólo puede ser el resultado último del proceso de construcción de un movimiento revolucionario. Ni que decir tiene que esto es muy diferente de la conquista del poder político, por un medio u otro, o la instauración de una dictadura de cualquier tipo.
  3. Muy al contrario, la construcción de un movimiento revolucionario ha de ser, desde nuestra perspectiva, un proceso colectivo y gradual de creación descentralizada de iniciativas teóricas y prácticas, que poco a poco van configurando un esbozo del modelo de sociedad al que se aspira, con todas las modificaciones que sea necesario hacer conforme se desarrolla.
  4. Es decir, la creación de entes sociales, asambleas de barrio, cooperativas autogestionadas de producción y consumo, ateneos, grupos de debate, formación y planificación, etc. vinculados libremente entre sí y orientados por un fin anticapitalista y antijerárquico, constituye el movimiento revolucionario en sí.
  5. Es conveniente que todas estas iniciativas partan de la conciencia de ser embriones de las formas definitivas de organización que han de sustituir al estado y al capital en todos los ámbitos.
  6. Con este proceso se pretende:
    • Poner en pie las estructuras políticas y productivas que han de sustituir a las del capitalismo y el estado.
    • Poder modificarlas gradualmente para enfrentar mejor los problemas que surjan.
    • Desarrollar la autogestión de forma práctica e inmediata en todos los ámbitos.
    • Definir y planear, con antelación, el proyecto de implantación y desarrollo de la estructura autogestionada tras la desaparición el capitalismo y el estado.
    • Proponer un modelo práctico de funcionamiento alternativo a la dinámica estatal y capitalista.
    • Generar dinámicas de funcionamiento a las que se puedan sumar las personas interesadas.
    • Permitir la subsistencia al margen de las estructuras del sistema capitalista en ámbitos progresivamente más amplios.
    • Explorar nuevas formas de relacionarse y colaborar entre las personas y dar forma a una cultura autogestionaria y solidaria.
    • Trascender la teoría y construir lo real alternativo, que a su vez aporta elementos para el análisis teórico.
  7. Así entendida, la construcción del moviendo revolucionario es indistinguible de la revolución misma, porque en el proceso de generar estas estructuras se está efectuando, real y directamente, la transformación social que se pretende.
  8. Identificar la revolución social tan sólo con la derrota armada y violenta del estado o las instituciones del sistema capitalista es, a nuestro entender, un análisis simplista.
  9. Sin duda, este momento será necesario, dada la resistencia que cabe esperar por los privilegiados de la jerarquía social y sus esbirros, pero constituye sólo la etapa final y relativamente breve del largo camino de construcción del proceso revolucionario. El momento constructivo es anterior y simultáneo con el destructivo.

 

H) Fines.

  1. Esta concepción del proceso revolucionario define la militancia y las tareas que propone GLAD, ya que ambas deben ser consecuente en todo momento con los fines perseguidos.
  2. Dada la situación actual de la sociedad en general y del movimiento libertario en particular, la construcción del movimiento revolucionario es la tarea prioritaria para nuestro grupo de afinidad.
  3. Desde esta perspectiva, la militancia individual y colectiva debe dirigirse de manera consciente a este fin. Para ello intentamos:
    • Fomentar el trabajo conjunto y coordinado de los grupos libertarios entre sí y con las otras instancias revolucionarias, como las antes mencionadas.
    • Promover una actitud constructiva, responsable y fraternal entre los integrantes del movimiento libertario, que permita abordar con toda sinceridad la construcción del movimiento revolucionario.
    • Plantear colectivamente una estrategia de largo plazo para avanzar en este proceso, evitando caer en reacciones reflejas de protesta simbólica, marcadas por la agenda del poder económico y político instituido.
    • Rehuir la reclusión en un gueto y las actividades autorreferenciales aisladas de la situación social existente en cada momento.
    • Generar dinámicas, o contribuir a ello, que permitan la incorporación del mayor número de personas con relativa facilidad a los movimientos libertario y revolucionario.
    • Llevar la presencia libertaria a los distintos ámbitos sociales, generando las estructuras más adecuadas para cada uno: barrios, lugares de trabajo, espacios de consumo, ocio, políticos, culturales, etc.
    • En este sentido, GLAD da prioridad al trabajo de propaganda y de organización anarquista en los barrios, para fomentar la aparición de nuevos grupos de afinidad y locales.

 

I) Militancia.

Como se ha dicho antes, la militancia debe ser consecuente con los fines perseguidos, por tanto para nosotros ésta:

  1. Debe ser autogestionada, económicamente y en todos los aspectos.
    • Debe evitar colaborar, participar o promocionar de cualquier manera los organismos contrarios al desarrollo del movimiento revolucionario.
    • Debe contribuir de forma activa en la medida de lo posible a la construcción y el funcionamiento de las entidades del movimiento revolucionario.
    • Desde este punto de vista la participación de los miembros de GLAD en centros sociales, cooperativas de producción o consumo, etc. son actos militantes.
  2. Los participantes de GLAD asumen a nivel personal esta noción de militancia integral. Es decir, intentan hacer relevantes las ideas anarquistas en todos los ámbitos de la vida, social, colectiva y personal.
  3. Desde esta perspectiva integral, el estudio, el entrenamiento físico, la participación y la preparación en todos los ámbitos, el aprendizaje colectivo, etc. son también actos de militancia, orientados a la formación, de cara a la contribución al movimiento revolucionario.
  4. Por supuesto, esta idea integral de la militancia se ve limitada por las contradicciones que nos impone el sistema capitalista y jerárquico en que vivimos. Debemos negociar estas contradicciones en cada caso de manera personal e individual.
  5. Por ello, no se exige un nivel mínimo de militancia o participación en el colectivo, ya que variará en cada momento dependiendo de las circunstancias personales, disponibilidad temporal, la actividad en cuestión, etc. Sin embargo, como parte de la responsabilidad colectiva e individual, sí que se pide a todo el mundo que cumpla adecuadamente con todo aquello a lo que se haya comprometido libre y voluntariamente.
  6. La actividad de GLAD como grupo se construye mediante las aportaciones individuales de sus miembros. En este sentido funciona por adhesión. Cada participante puede contribuir su actividad personal si así desea hacerlo, y proponer otras a la asamblea como actividades de grupo.

 

J) Acción Directa.

  1. Para GLAD todos los puntos anteriores se resumen en el principio de Acción Directa.
  2. Entendemos por Acción Directa aquella intervención que parte de las personas involucradas o participantes en cualquier situación o relación social, económica, política, etc. con la cual se facilita su gestión de manera directa, sin recurrir a intermediarios de ningún tipo.
  3. Así entendida, la acción directa es un principio y un método, no una serie de hechos concretos. Su aplicación en cada caso dará lugar a una serie de acciones tan variadas como lo sean las respuestas de las personas involucradas.
  4. Por ello no hay ninguna forma de acción que sea directa por sí misma. Esto depende de las circunstancias en que se proponga y de los actores de los que parta.
  5. Por el contrario, toda acción que se vehicule a través de intermediarios, representantes, vanguardias o gestores externos al grupo interesado es delegada, no directa.
  6. Ni que decir tiene que los actuales sistemas de democracia representativa, representación sindical, etc. van en contra de la acción directa. En resumen, GLAD se declara en contra de la democracia parlamentaria y rechaza la colaboración con todos sus participantes.

GLAD – Grupo Libertario Acción Directa
Madrid, Verano de 2013

glad@riseup.net / glad-madrid.org


Acerca de GLAD

GLAD, Grupo Libertario Acción Directa, es un grupo de afinidad y de estudios sociales libertarios. Creemos que toda práctica debe estar conectada con una reflexión propia de la acción, que permita a ésta ir más allá de sí misma, y eso es lo que tratamos de hacer en nuestra actividad como grupo. Defendemos un anarquismo contextual, práctico e inserto en lo social.
  • Uve

    Interesante. Una propuesta muy coherente con los tiempos que corren. Se ve que tenéis las cosas bastante claras. Ahora hay que currase cómo llegar a esos fines y ponerse a ello.
    Ánimo compañerxs!
    Salud y Libertad

    • GLAD

      En eso estamos compañero, pero todo es parte de un proceso colectivo así que ya veremos qué ocurrirá.
      Salud!

  • Estimadas compañeras,

    hemos publicado una traducción alemana de la propuesta en el número actual de nuestra revista mensual anarquista “Gaidao”: http://fda-ifa.org/gai-dao-nr-36-dezember-2013/ (a partir de la página 12). Allí también encontrarán diferentes versiones para bajar. Nos pareció sumamente interesante la propuesta por lo que quisimos traducirla rápidamente. ¡Ánimo!